Uruguay

Uruguay y Francia disputarán el primer partido de cuartos de final del Mundial de Rusia, tras eliminar este sábado a Argentina (4-3) y Portugal (2-1), respectivamente. Charruas y galos se enfrentarán el viernes 6 de julio en Nizhny Novgorod a partir. Aquí las cinco claves de los dos seleccionados.
Uruguay
Poderoso ataque. El ataque de Uruguay es su arma poderosa, porque tiene una pareja de delanteros que no solo tienen gol, sino que son luchadores incansables: Édison Cavani (que salió lastimado este sábado) y Luis Suárez son los que llevan el peso ofensivo. Nunca se sabe quién hará la asistencia y quién definirá. Cavani lleva tres goles; Suárez lleva 2. Ambos jalonan al resto del equipo. Porque los goleadores nunca luchan solos.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
El muro defensivo. La otra gran fortaleza de Uruguay es su capacidad defensiva. Es un equipo que no solo juega con las líneas muy juntas, en bloque, sino que lo hace como si cada pelota fuera una guerra. Presionan, hacen doblajes de marca, pegan, empujan. Hacerle un gol a Uruguay requiere de mucha paciencia e inteligencia. El que vaya a chocar con ellos, pierde. Es la selección con menos goles en contra, solo uno.

Garra, garra, garra. Más allá de las virtudes defensivas, si hay algo que identifica el fútbol de Uruguay es su incansable lucha. Los jugadores uruguayos no descansan. Van a cada pelota como si fuera la última. Son expertos en ganar partidos en instantes finales, cuando el rival ya cree que tiene la victoria en el bolsillo. Uruguay no regala un segundo, juegan los 90 minutos con intensidad. Es su famosa garra charrúa.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Juego aéreo. Jugar por arriba no es una buena idea para los rivales de Uruguay. Ese juego es uno de sus dominios. En defensa lo hacen en gran parte con el ímpetu que le imprime su defensor central y capitán, Diego Godín, que difícilmente pierde por arriba. En ataque, sus defensores van bien al cabezazo y sus delanteros goleadores también. Además son fuertes en la pelota quieta, en fases de defensa y ataque.

Otras figuras. En lo que va del Mundial, además de Suárez y Cavani, en Uruguay han mostrado un nivel muy alto otros jugadores como Diego Laxalt, quien en la lateral izquierda ha sido impenetrable. Nathian Nández es otro de los que se destaca por su lucha y su entrega, en el medio campo, al igual que Matías Vecino. El nivel y aporte de cada jugador le ha dado potencial colectivo a los charrúas.
Francia
Velocidad. Francia es un equipo directo, no se pone con rodeos. La velocidad por las bandas de Antonie Griezmann y Kylian Mbappé, sumado a su gran talento y habilidad, son sus armas más fuertes. Esa virtud es capaz de romper cualquier defensa porque, además, su movilidad les permite encontrar espacios. Pero no son solo los delanteros, sus laterales Benjamin Pavard y Lucas Hernández son muy veloces.

Juventud con experiencia. Tal vez el mayor golpe que ha sufrido esta generación de jugadores franceses es la derrota, en su casa, en la final de la Eurocopa contra Portugal, en el 2016. Con esa experiencia, estos jugadores que tienen el sexto menor promedio de edad de todo el Mundial ya tienen el bagaje necesario para no ceder ante el primer inconveniente. Contra Argentina estuvieron abajo en el marcador y luego casi golean.