Brasil

No obstante, la mejor noticia para Brasil fue la frescura que exhibió Neymar, tres meses y medio después de su último partido como titular. El del PSG, que ya entró y revolucionó la segunda mitad ante Croacia, volvió a monopolizar, de mediocampo hacia arriba, la capacidad ofensiva de esta selección brasileña. Lo hizo partiendo por izquierda, como de costumbre, y dejándose escurrir por delante, por la espalda y a los lados –sobre todo el derecho- del doble pivote entre Grillitsch y Baumgartlinger.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Lo hizo partiendo por izquierda, como de costumbre, y dejándose escurrir por delante, por la espalda y a los lados –sobre todo el derecho- del doble pivote entre Grillitsch y Baumgartlinger. El triángulo entre Neymar –que bajó a recibir de cara (de espaldas a la portería)-, Marcelo y Coutinho es, por su capacidad creativa, asociativa y, sobre todo ofensiva, uno de los argumentos más potentes de una de las claras candidatas al trono mundial. Ahora bien, está por comprobar si esta fórmula, con todos los peligros que esta podría encerrar tras pérdida, es realmente sostenible cuando, en lugar de Austria, Brasil deba hacer frente a combinados mucho más agresivos y veloces al espacio. Quizá por ello, ante el riesgo de ver su sueño hecho añicos por un pase, un gesto o un regate de más, Tite prefiera ser fiel consigo mismo. Y Renato –y no Coutinho- equilibre el lado izquierdo.
Ayer ante Austria, sí. Fluyó y dejó muy buenas sensaciones. Pero me gustaría ver ante un rival más potente, o en el contexto de la Copa del Mundo, si la fórmula Marcelo, Coutinho & Neymar es realmente sostenible para Brasil. No atacando, porque todos sabemos que, si están inspirados, es un triángulo demoledor para cualquier equipo, sino tras pérdida, cuando haya que correr hacia atrás. Igual ahí sí, como Tite, yo también esperaré a Renato.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Ahora bien, sea como fuere, Brasil llega muy bien a la cita. Y, sobre todo, que esto ya es un argumento por sí solo, con un Neymar súper inspirado. Bastante fino. Y Ney así, asusta.
os brasileños siempre llegan como favoritos y luego las cosas no les salen bien. En su mundial tambien llegaban muy bien y luego se la pegaron en semis contra Alemania. El problema es que Brasil siempre tiene que lidiar con esa enorme expectacion que se genera entorno a ella , y no siempre lo aguantan bien.
A mí me gustó muchísimo Brasil contra Austria. Es cierto que, como dice Adri, en un escenario de posesión dividida puede hay lógicas dudas con respecto a su defensa organizada. Al final Danilo, Marcelo, Coutinho y Neymar son 4 de los 10 que tienen que sumar ahí, y sabemos que no es su fuerte.

Pero en lo positivo, Brasil, con Coutinho-Neymar-Marcelo + Willian en derecha junta dos cosas muy difíciles en el fútbol: capacidad para asociarse sin perder explosividad individual en el desborde.
Coutinho debe jugar ahí sí o sí. Y más si en banda contraria está Willian, que tiene capacidad para amenazar, penetrar y deinamitar la banda. Es un contrapunto determinante. Ojo con Brasil, para mí, la favorita.