Madrid

En esta competición al Madrid todo le sale cara, y a sus rivales todo les sale cruz. Y no es sólo cuestión de suerte, estan echos el uno para el otro.
Y con suerte no me refiero solo a los goles o la lesión de Salah, puesto que el entrenador quita del campo a uno de los que mejor estaban rajando el sistema defensivo rojo (en el bar que yo estaba todo el mundo se preguntaba por que quitaba a Isco), y su substituto marca dos golazos e inclina el partido…

Difícil de analizar des de la tactica el caso Madrid.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
En referencia al Pool, qué creeis que le puede haber faltado mas alla de un mayor acierto individual en los detalles? A mi parecer Klopp hizo un gran planteamiento, sorprendiendo a todos con su ritmo medio-alto (en contra del ritmo alto-alto al que nos tiene acostumbrados), preparando el terreno para una final que se anticipaba que daría muchas vueltas. Un grandisimo entrenador el aleman.
Gran artículo Arroyo, como he dicho era difícil escribir sobre lo que pasó ayer en el verde recurriendo solo al futbol, el equipo de las 13 copas va mas alla de esto.
Está claro que la lesión de Salah modificó la Final. Pero para mí, lo que desequilibró el partido fue la inclusión de Casemiro en el once. Lo dije ayer y anteayer. Para la salida de balón ante este Liverpool, el medio brasileño del Madrid sobraba. Durante 25 larguísimos y eternos minutos, el Real jugaba con 10. Era como volver a 2016, donde Case desaparecía del inicio de jugada. Era un Madrid pobre, que no había conocido -ni pensaba- que ese equipo podría hacer 45 minutos de auténtico lujo contra la Juventus de Turín, como vimos el año pasado. Esa vuelta atrás, fue un handicap y ZZ tuvo que haberlo previsto.

La sensación era, mientras la toque Kroos, Ramos, Modric o Karim (que vino mucho abajo en esos 25 minutos) presión media; casi contemplativa de cerca. Pero cuando era Carvajal (con Nacho aún más) o Casemiro, había un grito interior en cada jugador de rojo que recordaba al grito que los entrenadores de Ivan Drago dieron en el día de la muerte de Apollo Creed. Tenía la impresión de que el Apollo blanco caería derrotado por ese motivo. Y cerca estuvo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Por otro lado, no sabéis lo que me molesta hablar bien de Karim el día que marca un gol. Y lo digo porque parece ventajista y de poco conocer este deporte. Hoy muchos hablan de su presión, de su fe, de su insistencia…. Recuerdan a Raúl y no se qué. Pero no. No es por eso por lo que hoy lo traigo aquí. Es por su primera parte. Karim era el que en un naufragio subía a la superficie, cogía aire, y se lo insuflaba a los miembros de la tripulación que peor veía o que simplemente ya estaban ‘muertos’. Su labor fue de salvavidas. En eso, si no es por el francés, hubiese sido más que probable que el Madrid hubiese encajado un gol antes de la lesión de Salah. Solo por insistencia y por continuidad de llegadas. Continuidad, por cierto, que cortaba el ‘9’ blanco.

Una cosa sí me extrañó… Marcelo fue más decisivo en la posesión que en la manera de crear peligro. Las veces que se unieron en banda y en un espacio de 5-6 m2 el lateral, Kroos y Karim o Isco dieron una lección de futbol sala en la que solo faltó Ricardinho. Qué gozada…