Salah

Qué bonita pinta esta eliminatoria. En lo personal, me creo más de inicio a la Roma. Creo que planteará un buen repliegue medio y el ataque posicional del Liverpool no es tan bueno. Aparte en mi opinión, la sobreexcitación de los Reds podría pasarles factura según como se vayan dando los puntos de inflexión en la eliminatoria.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
En cualquier caso, a Klopp también le sorprendió el fichaje que habían realizado. En una entrevista reciente, aseguró que en pretemporada se dio cuenta de que el egipcio podía jugar como nueve. No se trataba sólo de una variante -el alemán acaba muchos partidos con ventaja mínima con él como primer punta para que directamente reciba en el carril central el contragolpe-, sino, como hemos visto después, de una forma de enfocar su plan de ataque. Salah es el extremo derecho del 4-3-3 del técnico alemán, pero a efectos prácticos acaba siendo el jugador que más dispara del equipo. La configuración ofensiva, ya sea en ataque organizado o en transición, invita a ello, y el nombre de Roberto Firmino lo explica.
El jugador brasileño es uno de los grandes motivos de los números anotadores de Salah. El Liverpool no tiene un nueve tradicional al uso, y su juego de apoyos permite que las dos balas -Mané y Salah- hagan la diagonal de ruptura con la zona del delantero centro liberada. Eso ha permitido unos contra uno de todo tipo, tanto en acciones de contragolpe como en ataques más pausados donde Firmino sale y Salah rompe. La fiabilidad goleadora del egipcio, eso sí, ha sido lo más sorprendente. Quizás por un tema de confianza o de madurez, pero la realidad es que Salah ha alcanzado la pausa necesaria en el área para amagar, evitar bloqueos, y hasta anotar con la pierna derecha de forma frecuente.
Siendo obvio que la brutal velocidad de Salah y su intuición para moverse al espacio, tanto si estos son a campo abierto como si el desmarque vertical tiene que ser más corto, son su mayor aportación al juego de ataque del equipo red, pero sólo con eso no se marcan 31 goles en la Premier League. El Liverpool de Klopp -y esto tiene mucho mérito tras la salida de Coutinho- ha conseguido mostrar una enorme fluidez en los ataques organizados, y esto se explica, entre otras cosas, en la armonía de sus tres atacantes para jugar al pie. Firmino, Salah y Mané están agilizando esas acciones, y cada vez muestran más armonía para compensar los movimientos del resto del tridente. Sin duda, su exjugador es la gran amenaza para la Roma, que obligará a Di Francesco, una vez más en esta Champions, a una adaptación milimétrica.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Yo no me lo termino de creer. En mi opinión no es un superclase, sino un muy buen jugador potenciado al 100% en un equipo ideal para él, y donde hace rol de estrella.
De hecho, creo que buena parte de la eliminatoria pasa por la altura que elija Di Francesco para situar su bloque.